Nací en Madrid, donde viví hasta los 18 años. Después me trasladé a Teruel donde estudié electrónica y he trabajado durante los últimos 18 años como técnico informático.

Descubrí la fotografía a los 10 años, cuando me regalan una Minolta Hi Matic de segunda mano, aunque no es hasta el año 2008, cuando entro en La Sociedad Fotográfica Turolense, que descubro el potencial expresivo de la fotografía.

Al principio practico todas las facetas de la fotografía, consiguiendo varios premios en concursos fotográficos de todo tipo, lo que me motiva a seguir explorando. Más adelante me voy centrando en la fotografía social y deportiva. Realizo trabajos esporádicos para El Diario De Teruel y Heraldo de Aragón, imparto cursos de iluminación y edición para la Universidad De Zaragoza y La Cámara de Comercio en Teruel y en Alcañiz.

Actualmente compagino su trabajo de informático con el de fotógrafo, además de la impartición de cursos de técnica y edición.

Considero la fotografía en partes iguales, un medio para transcribir y para expresar. Me motiva la búsqueda del surrealismo en la vida cotidiana, pero sin fallar a la sensibilidad social. Activar el pensamiento crítico a través de la ironía o la contradicción, pero manteniendo una fuerte tendencia a la estética.

Me siento a gusto utilizando las calles para expresarme y encuentro en ellas el soporte ideal para comunicarme. A veces a través de elementos urbanos, a veces a través de otras personas.