Ya estoy mejor, gracias.

El proyecto consiste en una síntesis de 15 fragmentos de realidad social, en forma de fotografías realizadas en Teruel, Barcelona, Lisboa, Cádiz y Menorca. A veces desde un contexto irónico, otras cómico, otras reivindicativo, pero siempre abiertas a las diferentes lecturas de cada espectador. A lo largo de esta exposición, ordenada cronológicamente, se puede apreciar la evolución de la mirada del fotógrafo en los seis años que transcurren desde la primera hasta la última imagen, en donde intenta captar el momento sin influir en la escena y reflejar la realidad del momento con la mayor honestidad posible.